Campana Noticias
Hay equipo
Ahora

Defensa Civil: solidaridad y gajes del oficio

El organismo depende del Municipio, pero su accionar y participación requieren de un plus por parte de sus integrantes. A diario atienden y dan respuesta a numerosos eventos buscando resguardar la vida de cada vecino. Y en tiempos de Pandemia, el “estar presente” cobra otro valor.
Defensa Civil tiene un rol significativo en nuestra Ciudad. En los últimos años creció no solo en presencia, sino también en equipamiento y capacitación del recurso humano. A diario, el equipo trabaja dando respuesta a los vecinos en situaciones donde la vida o la integridad física de éstos, corren peligro.

Sin embargo, y en tiempos como los que vivimos, su impronta adquiere otro valor. Porque sus integrantes deben aportar un plus, que tiene más que ver con la solidaridad y el voluntarismo, que con las exigencias laborales.

“Nos hemos preparado cotidianamente para afrontar emergencias de distinta índole, no como ésta en la cual tampoco el mundo lo estaba. Pero si podemos colaborar con la prevención. Debemos cuidarnos nosotros para poder hacerlo con los demás. No debemos ni podemos bajar los brazos” sostuvo el Director de DCC, Juan Carlos Ruiz. Mismas palabras que compartió con “su tropa”, como muchas veces se autodefinen.

“La premisa es trabajar en equipos interdisciplinados, ordenados, firmes y solidarios. Sabemos que debemos dejar de lado cualquier cosa que debilite nuestra unión, nuestro compromiso” dice “el Jefe”, quien ahora valoriza mucho más los últimos años llenos de capacitaciones y perfeccionamiento.

Para todo el equipo de Defensa Civil, el Coronavirus es un enemigo directo, invisible y silencioso. Y saben que en la prevención está la principal herramienta para hacerle frente, y que si nos aislamos y permanecemos en casa, podremos ganar la batalla. “Ya tendremos tiempo de mirarnos, de hablar, de abrazarnos, no hay nada más lindo que sentirse querido o querer a alguien. Hoy debemos guardar distancia y evitar los contactos sociales para no sufrir contagios. En la cuarentena y la higiene, está la clave para al menos menguar los efectos”.

Pero la garra y la voluntad que este grupo de muchachos pone cada día, se justifica al sostener el trabajo de médicos, enfermeras, trabajadores de la salud, y todo aquel que pese a los riesgos trabaja para que al otro, nada le falte y logre sobrepasar esta situación. “Nosotros seguimos trabajando en la ciudad, en los barrios, en la isla, sacando postes caídos, asistiendo a gente en accidentes, ordenando la circulación y organizando. Los vecinos nos han visto recorriendo la Ciudad con altoparlantes, instando a la gente a que se quede en su casa. Lo importante es que sepan que estamos” confiere Ruiz.

Difícil de enumerar la cantidad de acciones que los tiene como protagonistas, pero por mencionar algunas, colaboran en la logística y el traslado de personal sanitario, de zoonosis, acercando a personal de desarrollo humano a la isla, llevando agua potable, y articulando con Bomberos, Gendarmería, Tránsito y Prefectura.Y la solidaridad, como un boomerang, vuelve. “Queremos agradecer el apoyo de muchísimos vecinos, quienes a diario se acercan para ver cómo pueden colaborar. Algunos donando materiales, otros ofreciéndose a desinfectar nuestros móviles. Todo suma, porque como dijo un sabio nadie es tan grande como para no recibir ayuda, ni tan pequeño como para no brindarla”.
Noticia anterior
Noticia siguiente